viernes, 28 de febrero de 2014

mi reflexión | si no lo veo no lo creo

publicado en 
http://www.extremaduraprogresista.com/libre/40-libre-opinion/18563-si-no-lo-veo-no-lo-creo-
http://www.sanborondon.info/content/view/59549/1/

    En la primera sesión del debate sobre el estado de la nación he asistido, sorprendido e indignado, a una respuesta impropia de un presidente de Gobierno pero propia de un dirigente tan despreciativo como Mariano Rajoy, En su réplica al líder de IU, Cayo Lara, le dice a éste que no se inquiete por las preocupaciones que los españoles expresan en las encuestas del CIS, salvo en lo que atañe a los intereses de su formación política.
    No he tenido tiempo de escuchar a Cayo Lara después pero sí de ver algún programa televisivo de contenido político, al igual que escuchar una tertulia radiofónica, y en ambas emisiones no se ha recogido este improperio que revela, mejor que ningún otro, la personalidad política de nuestro presidente de Gobierno. Al recomendar a Cayo Lara que deje de lado las preocupaciones que los españoles expresan en las encuestas del CIS y piense solo en los intereses de su formación política, Mariano Rajoy desvela la mentalidad que dirige su acción al frente del Gobierno. Lo que le ha dicho a Cayo Lara es tanto como decir “no se preocupe por los españoles y preocúpese solo por su partido”, recomendando al líder de IU la misma actitud que él, como presidente de Gobierno y líder del PP, mantiene desde que se hizo con ambas responsabilidades.
    Con esta frase, Mariano Rajoy se revela como un político que está en política para otra cosa distinta a la defensa y promoción de los intereses generales, incluso a la protección de los intereses de los militantes, simpatizantes y votantes de su partido. Si esta contestación se emite en días sucesivos, millones de ciudadanos españoles podrán visualizar la auténtica catadura moral de quien preside nuestro Gobierno, alguien que desprecia olímpicamente las preocupaciones que su pueblo expresa en las encuestas del CIS. Un presidente de Gobierno al que no le preocupan las mismas inquietudes que a su pueblo no merece permanecer un minuto más al frente del Gobierno.
    En cierto modo, ya se veía venir cuando Rajoy basó toda su campaña electoral en una sarta de promesas que ni él mismo se creía, y que incumplió sistemáticamente nada más presidir el Consejo de Ministros. Lo grave es que todo un partido de gobierno haya secundado esta estrategia que defenestra la noble acción política. Esta contestación de Rajoy a Cayo Lara explica, también, la legislación anti-social de su Gobierno y los anteproyectos de ley inconstitucionales que anuncia de vez en cuando.
    No creo que nadie, desde 1977, al frente de un Gobierno, haya expresado tanto desprecio a sus gobernados. Hasta ahora, creía haber visto la suficiente podredumbre de un Ejecutivo que gobierna de espaldas a sus ciudadanos y en defensa de los intereses del poder económico pero está claro que todavía me faltaba la guinda, la confirmación de esta política inmunda que ha hecho en sede parlamentaria su Presidente, Mariano Rajoy.

3 comentarios:

  1. Alejandro Alvarez1 de marzo de 2014, 18:30

    Magnifico articulo, amigo Franci

    ResponderEliminar
  2. No paras Francí ! Eso está muy bien.

    ResponderEliminar