miércoles, 20 de octubre de 2010

MI OPINION | Puntadas con hilo

El presidente del Gobierno ha encarado, por fin, una remodelación profunda de su Consejo de Ministros y ha perfilado uno más político para el último tramo de la legislatura. En este nuevo Gobierno se perfila un hombre fuerte, Pérez Rubalcaba, que acumulará el importante Ministerio del Interior con la Vicepresidencia Primera y la Portavocía del Gobierno. Esta conjunción de cargos tan estratégicos deja vislumbrar que el Gobierno considera muy factible el fin de ETA, lo que requeriría mucha comparecencia, mucha declaración y mucha negociación. Y nada mejor que ser el hombre de confianza del Presidente, el rostro y la voz del Gobierno y el experto en la seguridad del Estado. Buena elección y buena colocación para un posible sucesor en un nuevo escenario. Pero por si acaso ETA truncara las expectativas que todos tenemos, Zapatero mantiene a Trinidad Jiménez en su Ejecutivo, pues la opción de apostar por la primera mujer candidata a la Presidencia del Gobierno sería el siguiente paso lógico después de haber nombrado el primer Gobierno paritario de la Historia de España. En Sanidad ha logrado fajar acuerdos clave entre Estado y Comunidades Autónomas. Y en Exteriores le espera la toma de contacto con los gobiernos con que trata España.


© Francí Xavier Muñoz, 2010
A diestra y siniestra
Cartas al Director y un grito desesperado. Vol. III

No hay comentarios:

Publicar un comentario