viernes, 14 de enero de 2011

MI OPINION | Toma y daca

En esta semana asistimos a un toma y daca entre Gobierno y sindicatos, a lo largo de unas reuniones apretadas en la agenda a las que, sorpresivamente, se sumaron los dos vicepresidentes del Gobierno, Pérez Rubalcaba y Elena Salgado. Es la segunda vez que el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, se ve en la necesidad o en la imposición de aceptar la intervención de un colega de gabinete. Antes, fue la entrevista en Moncloa de Zapatero con Toxo y Méndez, posterior a una entrevista de éstos con Gómez. Surge en esas reuniones la oferta sindical de ampliar las negociaciones a un pacto global sobre relaciones laborales y prestaciones sociales. Surge la oferta del Gobierno de limar la dureza de la reforma laboral a cambio de aceptar la dureza en la reforma de las pensiones. Surge el temor del Gobierno al resultado en las municipales y autonómicas de mayo y surge el temor de los sindicatos a una nueva huelga general. En todo este trajín está presente el hábil negociador Pérez Rubalcaba. Gobierno y sindicatos cuentan con el PP para ese gran pacto, pero ambos saben que es muy probable que no se sume. Con pacto y sin PP, ¿se lograría una remontada del PSOE? Esto suena a cocina, aunque no sabemos si real o interesadamente contada. Lo evidente es que hay platos que servir.


© Francí Xavier Muñoz, 2011
A diestra y siniestra
Cartas al Director y un grito desesperado. Vol. III

No hay comentarios:

Publicar un comentario