martes, 8 de marzo de 2011

MI OPINION | En su sitio

El Tribunal Constitucional acaba de sentenciar que la Ley Electoral 12/2007 de Castilla-La Mancha es constitucional y, además, reprocha al PP recurrir dicha ley con argumentos meramente políticos que nada tienen que ver con disfunciones jurídico-constitucionales. Una nueva prueba de la instrumentalización que este partido lleva haciendo de las instituciones del Estado, que la secretaria general del PP y presidenta del partido en Castilla-La Mancha, Dolores de Cospedal, ha tomado por costumbre en sus permanentes ataques contra policía, jueces, fiscales…, intentando poner del revés el Estado de Derecho, en una táctica que heredó de sus antecesores Acebes y Zaplana, y que se inició con el atentado terrorista del 11-M. A las acusaciones altisonantes, siempre sin aportación de pruebas, a las que nos tiene acostumbrados Dolores de Cospedal, se vino a sumar el recurso al Tribunal Constitucional de la Ley Electoral 12/2007, que vino acompañado, como no podía ser menos, de una campaña de descalificación personal del presidente castellano-manchego, José María Barreda, por la que sería de esperar una rectificación pública de la dirigente popular. Aunque tendremos que esperar sentados, pues Cospedal ya ha dicho que acata la sentencia, pero no la comparte. Sin añadir más.


© Francí Xavier Muñoz, 2011
A diestra y siniestra
Cartas al Director y un grito desesperado. Vol. III

No hay comentarios:

Publicar un comentario